Ni al Gobierno ni a las empresas les interesan los jóvenes en este país

Eduardo Magaldi anuncia movilizaciones del colectivo joven para recuperar los derechos perdidos por las políticas del Ejecutivo.

El Responsable de Juventud de UGT, Eduardo Magaldi, ha afirmado que “el Gobierno, con sus políticas, demuestra que no le interesa para nada los jóvenes de este país. Nos está enviando al exilio o a la exclusión social. No da ninguna opción a la estabilidad en el empleo ni a crear un proyecto de vida digno”.

Eduardo Magaldi ha realizado estas declaraciones durante la presentación del informe “Descenso del empleo y su calidad para la juventud. Análisis de una década” elaborado por UGT, donde ha resaltado algunas cifras que ponen en cuestión las medidas del Gobierno del PP en relación a este colectivo.

“Somos más los jóvenes menores de 30 años en paro que al inicio de la crisis; el 57% tiene un contrato temporal, nueve puntos más que en 2008; el 27% de los menores de 30 años ocupados tiene un contrato a tiempo parcial (11% más que en 2008) y, de ese total, casi el 60% lo tiene de manera involuntaria; se ha perdido un 7% de ocupados jóvenes desde 2008 y nos situamos en los niveles más bajos de ocupación juvenil (14%); y tardamos cuatro veces más que en 2008 en encontrar un empleo”, ha señalado.

Además, “la cifra de parados jóvenes de larga duración se ha multiplicado por cinco desde ese año; hay casi dos millones de activos jóvenes menos; y el salario es un 13% inferior”, ha recordado.

En este sentido, ha manifestado que “los jóvenes están abandonando el mercado laboral. Con estas políticas, es difícil encontrar un empleo y engancharse al mercado de trabajo cuando te expulsan de él. Tanto la reforma laboral como las políticas de empleo han acentuado la precariedad y el desempleo para el colectivo”.

Eduardo Magaldi ha denunciado que “el empleo que se crea es precario y el Gobierno lo facilita con incentivos a las empresas. Además, no se invierten los fondos de la Unión Europea para la Garantía Juvenil, ni se persigue el uso fraudulento de los contratos”.

Por ello, ha defendido la necesidad de “cambiar el modelo productivo e invertir en aquellos sectores que suponen un yacimiento del empleo. Para el Gobierno y las empresas somos manos de obra barata y así no podemos competir”.

Además, ha considerado imprescindible “un plan de choque por el empleo que fomente el empleo juvenil y el contrato de relevo, incentivando la inclusión de los jóvenes en el mercado laboral; e invertir en orientadores exclusivos de juventud que aumenten el empleo joven”.

“La situación es inadmisible”, ha afirmado. “Estamos hartos de que las medidas del Gobierno estén destinadas a precarizar el empleo de los jóvenes. Por ello, vamos a empezar a movilizarnos para que se tome conciencia de esta situación y se cambien las cosas, porque desde el diálogo hemos visto que no sirve. El Gobierno no se preocupa por los jóvenes. No podemos seguir soportando los continuos abusos a los que nos somete el mercado laboral bajo su amparo y el de las empresas”.